Desde la ventanilla del avión la contemplo hasta donde mis ojos son capaces de ver. Su extensa cabellera es un gran manto verde que cubre la faz de la tierra. En su suelo se han entretejido mitos y leyendas, se han narrado historias sobre la creación del mundo y sobre la voracidad y la inmensidad de su río.

Amazonas
Fuente: NEW 7 WONDERS OF NATURE

El avión que nos transporta desde Bogotá hace su arribo a Leticia, la capital del departamento del Amazonas, considerado el más extenso de Colombia y el menos poblado. Al salir de la aeronave, un calor sofocante nos da la bienvenida. Atrás quedó el frío otoñal de la capital y todo rasgo de modernidad y urbanismo que exhibe El Dorado, es una utopía para el pequeño y ruidoso Aeropuerto Internacional Alfredo Vásquez Cobo de la ciudad de Leticia.

¡Aquí estamos! Americanos (de norte a sur), asiáticos y europeos, en el trapecio amazónico,  al sur de Colombia. Y allí está ella: impasible, mágica y exuberante, dueña de una riqueza incalculable que poco a poco ha sido diezmada por quien más le necesita: el hombre.

La Amazonia o la Nueva Andalucía como oficialmente la denominó la Corona de Castilla y León (Medina, 1894, p. 197), se encuentra dividida políticamente en 9 países: Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Venezuela, Perú, Surinam, Guayana y Guayana Francesa.  Siendo Brasil y Perú los de mayor extensión seguidos de Bolivia y Colombia.

Panamazonia

Con seis millones de Km2, la Amazonia es considerada el bosque tropical más grande de la biosfera. Su imponente río ostenta el récord de ser el más largo y caudaloso del mundo, con lo cual no es de extrañar que en las expediciones que dieron lugar a su descubrimiento se refieran a él como el Río Grande. Dos aspectos por los cuales fue considerada en el año 2011 como una las siete nuevas maravillas de la naturaleza. Su vasto territorio es el escenario ceremonial más diverso del planeta. En él habitan 2.779.478 seres humanos que corresponden a 390 pueblos indígenas y 137 pueblos aislados (no contactados) con 240 lenguas habladas pertenecientes a 49 familias lingüísticas, cada una con sus creencias y tradiciones ancestrales  (Vatican Information Service).  

 

Familia indigena

La vida en el Amazonas es un ceremonial permanente. Cada elemento de la naturaleza contribuye a la supervivencia de  pueblos originarios y a la celebración y representación de sus prácticas ancestrales. Los árboles, por ejemplo, desempeñan un papel muy importante en el aparato ritual de las etnias: ellos les proveen de alimentos, material para la construcción de las malokas (casa ceremonial) e instrumentos musicales, y la indumentaria ritualista que se confecciona con la corteza de lo mismos.

IndumentariaT_Marca

Sin embargo,  no solo la vida humana hace parte de la ritualidad del Amazonas, el mundo vegetal también tiene sus ceremonias. La Victoria  amazónica (nenúfar o lirio de agua) o Victoria regia -como también se le conoce en honor a Victoria del Reino Unido-  inicia un maravilloso ritual que durará dos días con el siguiente protocolo:

El primer día, al anochecer (a partir de las 18.00 horas), la Victoria amazónica abrirá su flor y expulsará una fragancia que atraerá a los escarabajos de la especie Cylocephala que se encargarán de polinizarla. En su primera noche esta exótica flor de casi 40 cms de diámetro es femenina y de color blanco.

Victoria Regia1
Reserva Natural Flor de Loto. Leticia, Amazonas.

El segundo día la flor vuelve a abrirse con el ocaso, pero todo en ella ha cambiado: ya no es blanca ni femenina, ahora es rosa y masculina: sus anteras han madurado y produce su propio polen que será dispersado para fecundar a otras flores. Los escarabajos que se encontraban polinizando en su interior son liberados. En su último amanecer la flor se cierra definitivamente y en medio de sutiles movimientos se hunde en el agua en donde madurarán sus semillas para continuar su reproducción (ver link).

Esta maravillosa especie además de ocupar un lugar privilegiado en el ecosistema amazónico, también tiene su lugar en la historia puesto que su cultivo se convirtió en todo un reto para los jardineros ingles quienes en 1849 la vieron florecer por primera vez gracias a Joseph Paxton, jardinero jefe del Duque de Devonshire.  La floración de la Victoria regia era todo un acontecimiento para la sociedad londinense, los invernaderos donde se cultivaba eran visitados asiduamente para contemplar al lirio acuático más grande de la tierra.

 

No obstante, la fauna también tiene su papel en el ceremonial amazónico. Todos los días a las 17:30 horas hacen su llegada al Parque Santander en la ciudad de Leticia miles de loros y golondrinas que poco a poco van tomando su lugar en los árboles y en los cables del tendido eléctrico hasta cubrirles por completo. Me explicaba Elois Cuao, ornitólogo, que las aves pasan la noche en el parque para protegerse de los depredadores y al amanecer retornan a la selva. Pero si verles llegar ya es un espectáculo, contemplar su partida es un regalo de la naturaleza. Sobre las 5:30 horas empieza el ritual de salida: el primer grupo abandona su sitio y empieza a sobrevolar el parque. En su recorrido recoge a decenas de aves y de esta manera van formando una bandada que, cómo si de un baile se tratará, se elevan y descienden formando hermosas figuras. Una vez constituido el primer grupo, las aves se pierden en el horizonte para retornar, como cada tarde,  con la puesta del sol.

 

Hasta aquí la introducción de esta nueva serie en donde esbozaré las ceremonias y rituales de las etnias amazónicas, y como no puede ser de otra manera, empezaremos por las de casa. En el próximo post: Los Ticunas.

¡Feliz fin de semana!

Fuentes:

Cerezo, R. (1994). La cartografía náutica española en los siglos XIV, XV y XVI.  Madrid, España. Editorial CSIC.

Medina, J. (1894). Descubrimiento del río las Amazonas: según la relación hasta ahora inédita de Fr. Gaspar de Caravjal con otros documentos referentes a Francisco de Orellana y sus compañeros.  Sevilla, España. Imprenta de E. Rascos. Obtenido en la Biblioteca Digital Hispánica.

Victoria Amazónica. http://www.bbc.co.uk/programmes/b04bn08g

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s