Desde que me inicié en el maravilloso mundo del protocolo no hago otra cosa que  encontrarlo allí donde uno menos cree, y en esta ocasión el escenario es la Animación.

En algunas películas –animadas y no animadas— han hecho uso del Protocolo y de la Etiqueta de manera sugerente para desarrollar la trama de la película, dos ejemplos claros son:“Anastasia”, una adaptación de Fox Animation Studios de la leyenda que gira entorno a la Gran Duquesa Anastasia Nikólayevna Románova, hija menor del emperador Nicolás II, último zar de la Rusia Imperial, y “The princess diaries” (Princesa por sorpresa) una comedia que Disney produjo basándose en la novela del mismo nombre escrita por Meg Cabot. En ambas, la protagonista debe aprender todas las reglas de protocolo social (buenos modales, saludos, presentaciones, etc.) para identificarse como miembro de la realeza o para asumir el título de “princesa”.

Sin embargo, donde he escuchado la palabra “protocolo” y  he visto una verdadera clase de Protocolo Social es en la serie animada “Alvin y las ardillas”, que emite el Canal Nickelodeon. En el capítulo “Don educado”  Alvin y Brittany participan en un concurso para ganar una cita con la princesa Kate.  La Dama de compañía  de la princesa acude a casa de Alvin para informarle que ha ganado el concurso, pero antes debe pasar un “test de protocolo”. De no hacerlo,  Brittany ocupara su lugar en el caso de aprobar el test.

El test incluía, entre otros,  los siguientes puntos:

  1. Conocer los utensilios de una mesa formal.

Alvinmesa

  1. Cómo saludar a un miembro de la realeza

Alvinsaludo
3. Cómo vestir para una audiencia realAlvinetiqueta

El  protocolo siempre ha estado presente en la vida del ser humano  y el social forma parte de nuestro día a día, seamos o no de la realeza. Es útil, necesario y facilita la vida en comunidad. El protocolo social es el protocolo de todos y es el gran protagonista de las   los actos públicos y privados de  las instituciones en cualquier esfera de la sociedad.

Mientras veía el capítulo era imposible no recordar a Miguel del Amo, mi profesor de protocolo social y un maestro en su campo. Las clases de Miguel son fantásticas, exquisitas e inolvidables.

El protocolo en los dibujos animados, una forma divertida de enseñar protocolo a los más pequeños.

Fuente:

Imágenes: captura de pantalla capitulo “Don educado”  de  “Alvin y las ardillas”, emitido el 8 de mayo de 2016 en Nickelodeon.

 

Un comentario en “Una clase de protocolo social en dibujos animados

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s